Inicio Consejos básicos sobre cómo hacer una mochila
Cómo hacer una mochila de tela

Consejos básicos sobre cómo hacer una mochila

30/06/2017 0 Comentarios

¿Has pensando en hacer tu propia mochila de tela a mano? Hoy te enseñamos a confeccionar un diseño DIY de forma fácil y rápida sin necesidad de ser un as con la costura. Solo necesitas tela, tijeras, un cordón y creatividad, en tiempo record tendrás una mochila para verano perfecta para pasear o ir de compras con tus «básicos» diarios. ¡Comenzamos!

El post de hoy te obligará a sacar la cinta métrica, las agujas, el hilo y la máquina de coser para aprender a hacer una mochila de lona, convirtiéndose así en diseñadora por un día. ¿Aceptas el reto? Aquí tienes todo lo que necesitas para hacer realidad tu creación.

Materiales necesarios para coser una mochila con bolsillos

  • 40 cm de tela de loneta resistente en el color o estampado que desees.
  • 40 cm de forro para el interior de la mochila.
  • 3 metros de bies en color negro de 2 cm.
  • 5 hebillas de 2 cm.
  • 20 cm de tela imitación cuero o vinilo.
  • Tope para el cordón.
  • 2 metros de cordón negro.

Pasos para hacer la mochila de lona

1 – Crea los patrones de la mochila

Debes cortar tanto el frente como la parte trasera de la mochila en forma de rectángulos de 28 cm por 30 cm. Además, también has de cortar los lados de la mochila en rectángulos de 15 x 30 cm, restando un centímetro de cada esquina superior y marcando la diagonal.
Para los bolsillos frontales de la mochila, deberás recordar 2 rectángulos de 10 x 12 cm, redondeando los borde, así como otros 2 rectángulos de 10 x 9 cm con las puntas redondas que actuarán como tapas de los bolsillos. Además, no olvides cortar otro rectángulo para dar profundidad al bolsillo.
Recuerda que debes cortar todas estas piezas por duplicado.

2 – Realiza el mismo proceso pero con la tela del forro interior de la mochila

Nuestra mochila DIY debe ser resistente y fuerte para que nos acompañe allá donde vayamos. Por este motivo, cortaremos el forro interior siguiendo las medidas dadas en el punto anterior.
Te recomendamos que, si la mochila es estampada, optes por un forro liso, mientras que para un bolso en colores neutros, crees contraste con un forro estampado.

3 – Corta los tiradores y las asas de la mochila

Con la tela imitación cuero, realizaremos los tiradores y las asas que servirán para abrochar los bolsillos frontales y las asas traseras de la mochila.
Estas tiras deben tener 4 cm por ancho de la tela. Debes doblar un centímetro por cada lado, cosiéndolo a máquina a continuación.
Las tiras más largas serán correas traseras de la mochila, mientras que dejaremos tiritas más pequeñas para cerrar los bolsillos y la solapa central. En estos casos, debemos hacer pequeños dobleces en las tiritas para poner las hebillas que permitirán cerrar la mochila y los bolsillos.

4 – Cose los tiradores de cuero a los bolsillos

Con la tela cortada para los bolsillos, debemos ponernos a coser los tiradores frontales que servirán de cierre de los bolsillos.
Una vez unidos, cose la tela del bolsillo con el forro y bordealo con el bies de color negro.
Recuerda que debes coser la otra parte de los bolsillos, incorporando en medio las hebillas que sujetarán la tapa.

5 – Cose los bolsillos a las telas rectangulares frontales

Debes coser los bolsillos a las telas de la mochila, así como las tapas que cerrarán los bolsillos de la mochila de loneta.

6 – Cose los laterales de la mochila y a continuación el forro interior

7 – Coloca las correas en la parte trasera de la mochila que servirán como asas para llevar la mochila a la espalda.

8 – Cose la tapa de la mochila a la tela.

9 – Haz los agujeros a los tiradores y la mochila estaría creada.

Como has podido comprobar, hacer una mochila de tela es muy sencillo si tienes imaginación y ganas de confeccionar una creación propia y diferente. ¿Te atreves?